NEURALGIA DEL NERVIO PUDENDO

SON LOS MÉDICOS Y ESPECIALISTAS LOS QUE MEJOR PUEDEN ACONSEJAR ACERCA DE CUALES DEBEN DE SER LOS PASOS A SEGUIR PARA DIAGNOSTICAR Y TRATAR ESTA NEURALGIA,SIN EMBARGO DEBIDO AL GRAN DESCONOCIMIENTO DE ESTA ENFERMEDAD HA SIDO NECESARIO CREAR UN ESPACIO INFORMATIVO DEDICADO.

¿EN QUE CONSISTE LA NEURALGIA DEL PUDENDO?(Lema y Ricci)

El dolor es la causa más común de consulta. Clásicamente se describe como perineal, puede llevar asociado disfunción urinaria, anal e incluso sexual que se agrava al sentarse, disminuye o desaparece al estar de pie, habitualmente ausente al acostarse, y no compromete el sueño.Generalmente se trata de pacientes que deambulan consultando a múltiples médicos al no encontrar respuesta y tratamiento adecuado para estas dolencias, siendo, no pocas veces catalogados como pacientes histéricos, o con alguna posible afección psicológica, al reiterar síntomas que pueden ser abigarrados, extraños o sin relación alguna entre sí, en los cuales no es difícil el diagnóstico. Sin duda setrata de síntomas y signos muy amplios, y con una gran variabilidad individual, lo que hace más fácil sospechar una etiología común.Mas información

POSIBLES FACTORES QUE PROVOCAN LA NEURALGIA DEL NERVIO PUDENDO

Toda intervención a nivel del periné puede producir una fibrosis extensa afectando al conjunto del nervio pudendo.

Profesión, oficio o práctica deportiva que implique permanecer mucho tiempo sentado. Es el caso de ciclistas, en las cuales un sillín inadecuado puede causar una compresión permanente que lleva a la larga a desencadenar un SANP.(Sindrome de atrapamiento del nervio pudendo)

Trauma, incluso de mucho tiempo antes de la aparición de los síntomas.

Parto vaginal y episiotomía.

Cirugía ginecológica pelviana previa, abdominal o vaginal.

Radioterapia pelviana, que provoque cambios morfológicos y estructurales en los tejidos adyacentes, llevando a comprimir al NP.etc.) que implican atrapamiento.

Defectos congénitos (óseos, musculares,

Síndrome canalicular, descrito por Amarenco en 1984, a nivel del glúteo y a nivel del canal de Alcock;

Postraumática en relación con fractura de la pelvis o de estación sentada prolongada sobre los isquions;

Secuelas obstétricas (primer parto largo y difícil).

TRATAMIENTO

Basado en el estudio de Rodrigo Lema y Paolo RicciEstudio de Rodrigo Lema y Paolo Ricci

Se han utilizado diversos medicamentos con diferentes grados de respuesta y efectividad. Entre ellos la aminotriptilina, antiepilépticos (como la gabapentina), lidocaína en gel o parches, narcóticos, etc. Siempre es recomendable asociarlos al resto de la terapia. El mejor esquema de tratamiento es secuencial y comprende las siguientes etapas

Etapa 1:Autocuidado (hiperprotección perineal). Dejar de hacer actividades que causan o gatillan el dolor (sentarse, ciclismo, etc). Uso de plataforma perineal, cuyo propósito es recibir el peso corporal sobre las tuberosidades isquiáticas al sentarse, dejando el periné libre de compresión.

Etapa 2:Inyecciones perineurales (PNPI):corticoides y lidocaína/bupivacaína, 2 en el espacio interligamentoso y 1 en el canal de Alcock ,bajo fluoroscopía o CT scan. Esta técnica produce dramática definición de los síntomas al aliviarlos:alivian el dolor neuropático, liberan la obstrucción de esfínteres, suprimen síntomas vesicales, normalizan la disfunción sexual. Durables desde horas, semanas, máximos hasta > 2 años, algunos otorgan curación; dependiendo del uso solo o combinado de anestésicos y corticoides. El alivio sintomático depende de la exactitud de la ubicación (anatomía altamente variable). La respuesta sensitiva, motora o autonómica es variable, lo que la hace impredecible. Se administran cada 4 a 6 semanas y con un máximo de 6 infiltraciones, midiendo la respuesta cutánea post PNPI y monitorizando los resultados cada semana. Si no hay respuesta adecuada se procede a la tercera etapa

Etapa 3:Tratamiento quirúrgico El propósito es la descompresión de los lugares comprometidos, por lo tanto no hay neurolisis ni disección cercana al nervio, lo que evita desvascularización o adelgazamiento del nervio que ya tiene obvios daños. La evaluación del resultado quirúrgico debe ser realizada a corto y largo plazo, ya que la recuperación de un nervio dañado puede tomar tiempos largos, habitualmente superiores a un año.

Tras la intervención es necesario iniciar un fase de terapia y reeducación del suelo pélvico.Las diferentes vías de abordaje para la intervencion quirúrgica pueden ser:

- Técnica transperineal

- Técnica transglútea

- Técnica laparoscópica

- Técnica transvaginal

Los cirujanos que realizan la descompresión utilizan técnicas diferentes.

Direcciones y médicos

Tratamiento fisioterapeutico (Elizabeth Rummer)

Muchos pacientes tras llevar a cabo la descompresión del nervio pudendo continuan teniendo un dolor pélvico persistente y/o una disfunción que pueden ser corregidos a través de la rehabilitación post-operatoria.

Los síntomas tras la descompresión incluyen:

- Dolor al sentarse

- Disfunción urinaria, digestiva o sexual. Dolor en las áreas relacionadas.

- Sensación de cuerpo extraño en la vagina o el recto

El fisioterapeuta realizará un programa específico para la recuperación en cada caso para eliminar los síntomas persistentes.

Physical Therapy Treatment of Pudendal Neuralgia